Archivo de la etiqueta: religión

España no es un país aconfesional

Manel Fontdevilla 20-Agosto-11blog

Efectivamente, el Estado Español ha reconocido públicamente que no es un estado aconfesional como ordena la Constitución en su artículo 16 (“Ninguna confesión tendrá carácter estatal”), sino un estado marcadamente cristiano. Y lo ha hecho a través del BOE del 24 de Febrero de 2015:

1849 Resolución de 11 de febrero de 2015, de la Dirección General de Evaluación y Cooperación Territorial, por la que se publica el currículo de la enseñanza de Religión Católica de la Educación Primaria y de la Educación Secundaria Obligatoria.

 El documento completo puede consultarse aquí y excluye completamente cualquier otra religión que no sea la cristiana. Tampoco hace mención a la historia de las religiones, una materia que sí podría ser útil para los alumnos, a excepción de la historia del Dios cristiano que aparece en la Biblia. Yo no sé si en el BOE aparecerán también currículos parecidos pero destinados a otras confesiones, y todos ellos llegarán al alumno: no los he visto. Produce espanto leer los criterios de evaluación y los contenidos que se pretende transmitir al alumno según este currículum.

Si usted matricula a su hijo en Religión, está de acuerdo con que se le enseñen las siguientes cosas:

– está de acuerdo con que su hijo suplique ayuda a Dios en vez de resolver él mismo sus problemas (“Memoriza y reproduce fórmulas sencillas de petición y agradecimiento”)

– está de acuerdo en que su hijo aprenda que nunca podrá ser feliz por él mismo, sin ayuda del exterior, en este caso de la Iglesia-Dios (“Reconocer la incapacidad de la persona para alcanzar por sí mismo la felicidad)

– está de acuerdo en que su hijo aprenda que sus acciones, como ser bueno o malo, no tienen valor por sí mismas, sino solo en la medida en que agraden al Dios cristiano (“Tomar conciencia de que las acciones personales acercan o separan de Dios”)

– está de acuerdo en que su hijo valore y respete entrar en un comercio agrediendo a los comerciantes a latigazos (“Respeta y valora el comportamiento de Jesús con los pecadores”)

 – está de acuerdo en que su hijo aprenda lo que es un pecado y busque a su alrededor pecados y pecadores, puede que en su propia familia, puede que usted mismo, interiorizando un gran sentimiento de culpa al sentirse pecador él mismo o personas cercanas (“Califica el tipo de pecado en situaciones de su entorno”)

– está de acuerdo en que su hijo necesite que exista un Dios cristiano para poder ser feliz en su vida (“Reconocer y aceptar la necesidad de un Salvador para ser feliz”)

 – está de acuerdo con que su hijo ignore toda evidencia científica reunida durante los últimos siglos y crea que el universo entero es obra de un ser inteligente (“Argumenta el origen del mundo y la realidad como fruto del designio amoroso de Dios”)

 – está de acuedo con que su hijo acepte, sin discusión, la autoridad que tienen sobre él los distintos personajes de la iglesia cristiana (“Reconoce y valora en la Iglesia distintas figuras que son autoridad”).

Grotesco. Solo así puede definirse que, en el año 2015, el Boletín Oficial del Estado contenga tal carga de religión destinada a verterla en nuestras aulas públicas.


A %d blogueros les gusta esto: