Archivo de la categoría: sociología

El viejo truco del malvado Presidente

Había una vez un malvado y tiránico gobierno que se mantenía en el poder, año tras año y década tras década. El Presidente, enfermo y malvado, imponía su voluntad de forma despótica, mientras los ciudadanos languidecían. Todos ellos querrían otro gobierno y otro Presidente, y sin embargo no hacían nada por librarse de su yugo. ¿Por qué? El gobierno temía a los ciudadanos. Sabía muy bien que, si todos ellos se unían, si todos se ponían de acuerdo y decidían acabar con sus injusticias, desmanes y atropellos, no tardarían más de una semana en acabar con el Presidente y sus Secuaces. Habían encontrado una solución, simple y eficaz, que llevaba siglos funcionando: poner a los ciudadanos en contra de sí mismos.

La idea era que las iras del pueblo se dirigesen contra el mismo pueblo. Así, cuando el Presidente quería subir los impuestos, echaba la culpa a los extranjeros, y todos odiaban a los extranjeros. Cuando quería bajar los sueldos, culpaba a los jubilados, y todo el mundo pasaba a odiar a los viejos. Si quería hacer que los policías pudiesen cometer ilegalidades, hacía que los pobres vigilantes de seguridad también fuesen policías. Esto último quiso hacerlo no se sabe muy bien por qué; pero lo hizo, y dejó que los trabajadores de tiendas y colmados pudiesen detener y cachear a los ciudadanos. Los guardias de tiendas y colmados no tenían ningún interés en absoluto en poder hacer estas cosas, encepto tal vez algún loco. Pero todo el mundo odió en el acto a los guardias, que eran trabajadores corrientes, como casi todo el mundo, y eso era lo importante. Era vital que nadie odiase al gobierno y al Presidente.

Los ciudadanos echaban pestes contra los guardias, y los guardias solo querían vivir tranquilos y trabajar, y atacaban a los policías y a los otros ciudadanos. Mientras, el Presidente y los Secuaces sonreían. El viejo truco había funcionado otra vez.

Anuncios

Una escandalosa Guía de la Buena Esposa de 1953 es… falsa

Una de las formas más eficaces de difundir una mentira por internet es recurrir a la facilidad humana para indignarse. Hoy os traigo una supuesta guía para ser una mujer perfecta presuntamente publicada en 1953. Otras fuentes hablan de los años 60. Hay incluso quien le atribuye una autora: Pilar Primo de Rivera, hermana del fundador de la Falange e hija del dictador Miguel Primo de Rivera. Con semejantes antecedentes familiares, no podemos esperar que Pilar fuese una progre liberal, y sí es cierto que tenía unas opiniones un tanto trasnochadas de lo que era ser mujer en la época (búsquese alguna de sus opiniones al respecto). Pero nunca escribió estos once consejos, porque estos carteles se hicieron… casi veinte años después de su muerte.

Primeramente, he aquí los carteles:

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14

Cosas raras que cualquiera con un mínimo espíritu crítico puede percibir:

Expresiones un tanto extrañas. ¿Luce hermosa? ¿Un listón en el cabello? Estas no son expresiones corrientes en España. Otras, como minimizar, no creo que se empleasen demasiado en los años 50.

El fondo de todos los carteles es exactamente igual, lo que sugiere un más que probable origen digital. No, en los 50 no había programas de edición gráfica como los de ahora.

¿Chimenea? ¿Copas de Martini? Difícilmente en los 50 estas cosas iban a estar al alcance de la mayor parte de la población.

La tipografía y el diseño de los carteles, aunque recuerdan el aspecto de la propaganda de décadas pasadas, no parecen ser reales. Por su aspecto general, el uso de muchas fuentes diferentes y los efectos del texto más bien parecen obra de un diseñador gráfico digital.

Todo lo anterior no dejan de ser conjeturas y podría ser que me equivocase, pero la última prueba es la definitiva. Esta es la entrada de la serie mexicana Las Aparicio, que se estrenó en 2010:

Claramente los carteles son capturas de las animaciones de la entrada. Alguien se inventó que eran parte de un manual para la buena esposa en la España franquista y la indignación y la credulidad hicieron el resto.


Del dicho al hecho

Formula personas


Otra cadena falsa: el supuesto timo del 90#

Hoy recibo este presunto comunicado:

537187_518435698189113_234337988_n

Para todo aquel que no quiera perder el tiempo leyendo, os avanzo la conclusión: es una mentira como la copa de un pino. ¿Acaso os esperabais otra cosa?

Una rápida búsqueda en Google y, oh, sorpresa. Descubro que este mismo mensaje lleva circulando por el mundo desde enero 1998. Estamos a 2013, por lo que la humanidad lleva QUINCE AÑOS teniendo que soportar esta falsa advertencia.

Resulta que la historia del 90# se basa en una verdad (o al menos, algo que era posible en los años 90), pero eso no hace que deje de ser mentira. Uno de los primeros emails que advertían sobre este asunto, allá por el 2000, decía esto:

Asunto: Re: Llamada telefonica (Fraude)

PRECAUCION TELEFONICA

Tema: [ precaucion telefonica]]]
LEANLO Y PASENLO: INFORMACION IMPORTANTE.
SE HA DETECTADO UN NUEVO MEDIO PARA DEFRAUDAR 
TELEFONICAMENTE, QUE CONSISTE EN LO SIGUIENTE:

1. Llaman por telefono diciendo que son del servicio tecnico de la compania telefonica o de una empresa que trabaja para ellos (parece una llamada de ATT y preguntan si dispones de marcacion de tonos (los de botones, no ruletas “disco”. )

2. Con la excusa de que necesitan realizar comprobaciones de la linea piden que marques el 90# (nueve-cero-numeral).

3. Una vez que lo has hecho, te dicen que no hay problema y te dan las gracias.

4. Resultado: Han convertido tu linea en receptora de llamadas del telefono desde el cual te han llamado, con lo cual todas las llamadas que hagan ellos, te las cobraran a ti.

5. La Compañia telefonica no sabe como pararlo ni como evitar este fraude.

Distribuye este mensaje a todas la personas que conozcas, ya que mientras mas personas conozcan el problema, mas pronto se acabara.

Adviertelo al personal domestico y avisa a tus conocidos y familiares.

Ing. Jorge Lopez Ditch
DIRECTOR REGIONAL DE TELMEX

Podemos ver que dice casi lo mismo que el supuesto comunicado de la policía de Salamanca, pero sustituyendo Telefónica por AT&T (el proveedor de servicios de comunicaciones por excelencia en EE.UU.). Si uno busca un poco más podrá encontrar muchos más ejemplos de el mismo mensaje, pero adaptado a las empresas propias de cada país.

¿Puede ocurrir este timo? Para la inmensa mayoría de teléfonos del mundo, no. Pero cuando se escribió el aviso original, era posible que ocurriera, pero solamente en EEUU, solamente en empresas u organizaciones que tuvieran una determinada instalación telefónica, solamente si esta instalación estaba configurada de una determinada manera, y solamente si había algún empleado especialmente torpe. Complicado, ¿no?

Las empresas suelen tener instalaciones telefónicas propias, sobre todo para controlar las llamadas que se hacen y evitar llamadas innecesarias. Hace tiempo apareció un sistema llamado PBX (Private Branch Exchange), que era una especie de centralita privada por la que pasaban las llamadas entrantes, salientes y entre los diferentes teléfonos de la empresa. La PBX permitía controlar todas estas llamadas. También controlaba la mejor forma de hacer la llamada, las conexiones, la facturación, etc., por lo que resultaba más barato.

Las PBX están pensadas para que los trabajadores de una empresa hablen entre sí con facilidad y a menor coste. También se puede llamar al exterior si uno marca un código, que era el 9 en EEUU y el 0 en Europa. Si habéis llamado desde oficinas o empresas, habréis notado que tenéis que marcar el 0 (cero) delante del número exterior al que queréis llamar, para “indicarle” al teléfono que deseáis llamar al exterior. AL menos en España es el 0, en latinoamérica pueden ser otros números, aunque probablemente sea el 9.

Cuando se originó este rumor, era posible engañar a un trabajador incauto para que “conectara” nuestra llamada a una llamada exterior. La explicación es la siguiente: alguien llamaba a una empresa y, con cualquier excusa, le decía al trabajador que cogía el teléfono que pulsase en su teléfono R90#. La R era para poner la llamada original en espera. El 9 era para marcar una línea o número exterior. El 0 (cero) era para marcar el número del operador (también podría marcarse directamente un número de teléfono cualquiera). Y, finalmente, la almohadilla (#) conectaba la llamada original con la nueva llamada. Así, la persona que había llamado a la empresa era conectada con el operador y podía pedirle llamar a cualquier parte del mundo, y esa llamada se producía “a través” de la línea de la empresa. Lógicamente, los costes de la llamada se le cobraban a la empresa, y todo por culpa de un trabajador despistado. Como podéis ver, esto es como si yo voy por la calle y alguien me pide que le deje llamar a Vietnam: aunque el que hable sea él, la llamada la pago yo, porque se hace a través de mi línea.

AT&T empezó a recibir quejas por esto, y anunció que lo único que podían hacer las empresas era enseñar a sus trabajadores a usar correctamente sus teléfonos. De hecho, la mayoría de los sistemas PBX ya vienen configurados para que no se pueda pasar una llamada entrante a una línea exterior, porque ya se habían previsto situaciones así.

Por cierto, es imposible convertir el teléfono en “una receptora de llamadas”, sea lo que sea eso. Para hacer varias veces esto que acabo de explicar, habría que llamar varias veces a la empresa y convencer al trabajador, cada vez, de que nos ponga con el exterior. También es completamente falso que un proveedor de telefonía te pueda llamar para que le “ayudes” a resolver un problema de cualquier tipo.

Es también imposible hacer esto con un teléfono móvil, o con cualquier teléfono fijo que no use un sistema PBX viejísimo y pobremente configurado. Repito, la única forma de que alguien haga llamadas con tu teléfono y te las cobren a ti, es que le des tu teléfono y le dejes hacer llamadas con él.

Telefónica publicó en 2002 (hace más de diez años!!) una nota de prensa en la que decía que era imposible que esta historia fuese verdad. Podéis verla aquí: nota de prensa.

El resumen de todo esto es: no reenviéis cadenas de este tipo, invariablemente son mentira. Si les seguimos la corriente, corremos el riesgo de que sigan circulando por ahí durante años y décadas, confundiendo a los incautos.


Otros fines del mundo para elegir

Espero que los que tanto hablaron y publicaron sobre el fin del mundo el 21 de diciembre, coincidiendo con el final de uno de los calendarios mayas (la Cuenta Larga), hablen y publiquen lo mismo con motivo de estas otras ocasiones:

  • 2 de febrero: acaba el año budista
  • 31 de diciembre: acaba el año gregoriano
  • Algún momento entre el 20 de enero y el 20 de febrero: acaba el año chino
  • 10 de septiembre: último día del año según el calendario Etíope
  • 23 de junio, o cuando ocurra el solsticio de verano (solsticio de invierno en el hemisferio sur): fin del año mapuche. Lo mismo con el fin del año Aimara.
  • Algún momento de septiembre: cambio del año judío.
  • Algún día del año: cambio del año musulmán (en 2013 es el 4 de noviembre, por lo que el año terminaría el 3).
  • 13 de abril: fin del año en Camboya, Birmania y Tailandia.
  • Entre marzo y abril: último año del calendario telugú (India).
  • Alrededor del 21 de marzo: acaba el año iraní.

Etcétera. Pensándolo bien, espero que no escriban nada.


¿Un águila llevándose a un niño en Montreal? Mentira

Sí, es una pena. Hay muchas historias de aves de presa gigantes atacando a  niños pequeños. Yo siempre había creído que una rapaz lo bastante grande podría llevarse fácilmente un bebé o un niño pequeño, si se le presenta la ocasión. El otro día apareció este vídeo, que parecía confirmarlo:

Pero no. Todo es un proyecto de tres estudiantes de un instituto de Montreal, el Centre NAD. Formaba parte de un proyecto para clase: tenían que crear un hoax (una información o noticia falsa) y conseguir que se extendiese en plan viral por la red. Si conseguían 100.000 visitas a su vídeo, tendrían un 10. A día de hoy ya llevan más de 16 millones de visitas, así que no creo que tengan que preocuparse más de sus notas. El video se extendió por todo el mundo casi instantáneamente, apareció en periódicos, telediarios y demás sitios donde se miente frecuentemente.

Normand Archambault, uno de los creadores (22 años), dijo que se les ocurrió la idea del águila y el bebé simplemente porque los bebés y los animales son temas muy populares en Youtube… así que mezclaron los dos. Tanto el bebé como el águila son meros modelos en 3D que se insertaron en una grabación real (el supuesto padre, el cámara que graba la escena, etc). Por cierto, la gente de Montreal se sorprendió de ver gente jugando en el césped del parque. Y es que, por lo visto, la ciudad llevaba ya unos días cubierta de nieve cuando el vídeo apareció por primera vez, el martes (si uno consulta el tiempo en Canadá estos días, verá que en Montreal las temperaturas medias casi no suben de 0º C en esta época).

Los nombres de los demás estudiantes son Loïc Mireault and Félix Marquis-Poulin. Los tres estudian un curso de Diseño 3D y Animación Digital. No es la primera vez que de este instituto salen contenidos raros, y de hecho algunos periódicos comentaron que últimamente había unas cuantas noticias extravagantes relacionadas con animales que venían de Canadá. Hace unos días se vio un mono con chaqueta en un IKEA, y también un pingüino que se había escapado del zoo de la ciudad… Ambos vídeos tuvieron miles de visitas y cierta notoriedad, pero nada comparados con el fenómeno del águila y el bebé.

El propio Centre NAD publicó una escueta nota informando de la hazaña de sus estudiantes, que podéis leer aquí.

Sinceramente, creo que lo han hecho muy bien. Lo que ocurre en el vídeo, un águila tratando de llevarse a un bebé, resulta sumamente improbable, pero no imposible. No es increíble. También han jugado un poco con el horror natural que sentimos los humanos cuando vemos a uno de nosotros comido por un animal salvaje, y más tratándose de un niño. El modo en que está maquetado el vídeo también ayuda a creérselo. El cámara, que graba tranquilamente la escena, echa a correr en cuanto ve lo que pasa, y no se queda mirando y grabándolo todo con mano firme (como suele ocurrir en muchos vídeos falseados). Este comportamiento fue lo que convenció a muchas personas de que el vídeo era real.


Fútbol y Fabra, Fabra y fútbol

Dos noticias me asaltaron hoy durante el telediario, ambas seguidas y en rápida sucesión: la primera tenía que ver con el proceso judicial a Carlos Fabra, presunto ladrón y mafioso que lleva OCHO años eludiendo un proceso judicial que ya ha consumido a OCHO jueces que hasta ahora no han hecho nada. El noveno juez, Jacobo Pin, ha denunciado presiones de la Audiencia de Castellón para que desestime el caso. Desde la Audiencia de Castellón, y en resumidas cuentas, se está haciendo todo lo posible para que Fabra se vaya de rositas, se olviden todas sus imputaciones y pueda seguir delinquiendo en graciosa manera.

La segunda noticia tiene que ver, lógicamente, con el España – Portugal de ayer. Miles de personas festejaban la victoria por las calles, vociferando y haciendo esas cosas que se nos permiten en estos casos (colgarse de las ventanillas de los coches, cortar carreteras y bañarse en fuentes: todos lo hemos hecho alguna vez). No hay nada intrínsecamente malo en salir a ver el partido de nuestra selección y festejar luego la victoria. A todo el mundo le gusta una noche de fiestorra aunque no caiga en fin de semana. No obstante, ambas noticias se presentaron con tan poco espacio entre ellas que no pude evitar unirlas mentalmente.

Imagináos a esas miles de personas que gritaban por las calles. 18 millones de personas vieron el partido, con prórroga, penaltis y todo. De todos esos millones, muchas estaban ya en la calle, agolpadas en terrazas y plazas, en el festival del Orgullo Gay, en auditorios, en todas partes. La calle era suya. Imagináos, como digo, toda esa pasión, todo ese esfuerzo, toda esa energía, enfocada única y exclusivamente a conseguir que Carlos Fabra sea investigado exaustiva e inmediatamente, sus presuntos delitos indagados hasta sus últimas consecuencias, y él mismo castigado de forma ejemplarizante en caso de ser culpable. O, mejor aún, que Fabra sea entregado a los ciudadanos para que apliquen sobre él su propia ley. Y, tras él, otro. Y otro. Enfocar el orgullo de ser español a exigir justicia, legalidad y transparencia, avasallar a la casta política hasta que las ilegalidades vergonzosas y manifiestas que cada día vemos a nuestro alrededor pasen a ser cosa del pasado. Enviar, con la fuerza de esos 18 millones de personas, el mensaje de que ya no se tolerarán más robos, de que España ya no se someterá de forma descerebrada, abyecta y cobarde a las exigencias de los mercados, de Alemania, de el primero que pase. Esa sí sería una visión gloriosa, histórica.

Algo así nunca ocurrirá.


A %d blogueros les gusta esto: