Archivo de la categoría: historia

La coraza de Antoine Favreau

Antoine Favreau fue un Carabinier-à-cheval (carabinero montado) durante la época de las Guerras Napoleónicas. Los Carabinier eran un cuerpo de caballería pesada. En la época de Napoleón, llevaban una coraza de acero chapada en latón, bien pulida, e iban armados con la carabina que les daba nombre (una especie de fusil corto), un sable y un par de pistolas.

Antoine Favreau tomó parte en la batalla de Waterloo, que supuso el ocaso del imperio Napoleónico. Favreau murió en dicha batalla, y podemos adivinar la causa de su muerte viendo su coraza, que se ha conservado hasta el día de hoy y puede verse en el Museo del Ejército de París:

tumblr_n8f2ilzNfI1tgrkdyo1_1280

cE4jMAR

fr_live_inv_armor_side

Podemos decir, con bastante certeza, que el valeroso Antoine no pudo sufrir demasiado.


Death the Reaper, una foto impresionante de la 1ª Guerra Mundial

Esta es una de las fotos más icónicas de la Primera Guerra Mundial (1914 – 1918): 

 

reaper

Fue tomada por Frank Hurley y presentada en 1918 en varias exposiciones. Muestra un cadáver alemán en primer plano y, justo sobre él, la explosión de un obús que guarda un inquietante parecido con la figura asociada a la Muerte (Reaper).

En realidad la imagen es una composición realizada con dos negativos diferentes: la explosión por una parte y el cuerpo del soldado por otra. Esta es la imagen original del alemán muerto:

Bloody_Hell_5

 

Hurley combinó ambos negativos para conseguir una imagen espectral que resumía los horrores de la guerra. Combinar negativos era una práctica no demasiado rara en la época, del mismo modo que ahora empleamos el retoque digital para mejorar las imágenes. Hurley cubrió gran parte de la 1ª G.M., y también otras aventuras como la desastrosa expedición de Shackleton al Polo Sur (1914-1917). Durante la Batalla de Ypres tomó algunas fotografías muy conocidas, como esta espectral imagen de unos soldados en medio del terreno pantanoso:

 

Chateau_Wood_Ypres_1917


Una escandalosa Guía de la Buena Esposa de 1953 es… falsa

Una de las formas más eficaces de difundir una mentira por internet es recurrir a la facilidad humana para indignarse. Hoy os traigo una supuesta guía para ser una mujer perfecta presuntamente publicada en 1953. Otras fuentes hablan de los años 60. Hay incluso quien le atribuye una autora: Pilar Primo de Rivera, hermana del fundador de la Falange e hija del dictador Miguel Primo de Rivera. Con semejantes antecedentes familiares, no podemos esperar que Pilar fuese una progre liberal, y sí es cierto que tenía unas opiniones un tanto trasnochadas de lo que era ser mujer en la época (búsquese alguna de sus opiniones al respecto). Pero nunca escribió estos once consejos, porque estos carteles se hicieron… casi veinte años después de su muerte.

Primeramente, he aquí los carteles:

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14

Cosas raras que cualquiera con un mínimo espíritu crítico puede percibir:

Expresiones un tanto extrañas. ¿Luce hermosa? ¿Un listón en el cabello? Estas no son expresiones corrientes en España. Otras, como minimizar, no creo que se empleasen demasiado en los años 50.

El fondo de todos los carteles es exactamente igual, lo que sugiere un más que probable origen digital. No, en los 50 no había programas de edición gráfica como los de ahora.

¿Chimenea? ¿Copas de Martini? Difícilmente en los 50 estas cosas iban a estar al alcance de la mayor parte de la población.

La tipografía y el diseño de los carteles, aunque recuerdan el aspecto de la propaganda de décadas pasadas, no parecen ser reales. Por su aspecto general, el uso de muchas fuentes diferentes y los efectos del texto más bien parecen obra de un diseñador gráfico digital.

Todo lo anterior no dejan de ser conjeturas y podría ser que me equivocase, pero la última prueba es la definitiva. Esta es la entrada de la serie mexicana Las Aparicio, que se estrenó en 2010:

Claramente los carteles son capturas de las animaciones de la entrada. Alguien se inventó que eran parte de un manual para la buena esposa en la España franquista y la indignación y la credulidad hicieron el resto.


Libertad

Grossman durante el asedio a Stalingrado

Por enormes que sean los rascacielos y potentes los cañones, por ilimitado que sea el poder del Estado e imponentes los imperios, todo esto no es más que humo y niebla que desaparecerá. Lo que permanece, se desarrolla y vive es sólo una verdadera fuerza, que consiste en una sola cosa: la libertad

Vasili Grossman, Todo Fluye.


Naufragios en Avilés: el Agadir (1934)

El caso del vapor Agadir resulta peculiar, porque no se hundió accidentalmente. Fue volado en 1934 por obreros avilesinos revolucionarios para bloquear la entrada a la Ría de Avilés.

Conviene recordar que el 5 de octubre de 1934 comienza en Asturias una huelga revolucionaria, que muy pronto se convirtió en una especie de guerra civil local, con episodios de gran intensidad y violencia en todas partes. En Avilés, los revolucionarios estaban muy mal equipados y prácticamente carecían de armas (excepción hecha de las que lograban capturar a policías y guardias civiles en las trifulcas callejeras). Para hacerse una idea de la situación basta saber que los días 5 y 6 de octubre el propio alcalde tuvo que hacerse fuerte en el Ayuntamiento con Guardias Civiles, municipales, carabineros y algún marino, mientras el Comité Revolucionario instalaba su cuartel general no lejos de allí (en Sabugo).

Pronto se corrió la voz de que se acercaban a Avilés tropas destinadas a sofocar el alzamiento, por tierra y por mar. Se supo que había algún plan para desembarcar soldados usando la Ría de Avilés, por lo que el mismo día 7 se decido bloquear la entrada. Para ello escogen el vapor Agadir, de la Companía de Gas y Electricidad de Barcelona. El Agadir desplazaba 1160 toneladas, medía 51,37 metros de eslora, 7,75 de manga y 3,15 de puntal. Su carga total era de 685 toneladas; fue construido en 1919. En aquel momento se encontraba en puerto después de haber descargado 300 toneladas de carbón. Según cuenta un cronista de la época,

el Capitán era un vasco muy terco que se quería quedar dentro de él con un canario que tenía

Se cruzó el barco en la entrada de la Ría, justo a la altura de las rocas de la Rechalda. Exactamente en ese sitio había naufragado en 1911 otro barco, el Cabo de Palos. Primero se intentó llevar a cabo el hundimiento abriendo las válvulas interiores del barco pero, como el proceso resultaba demasiado lento, se decidió emplear métodos más expeditivos. Colocaron explosivos, de los que sí disponían en abundancia, en la bodega del barco, y éste se fue a pique rápidamente con una importante vía de agua.

181-ff473bb8a3

De poco sirvieron los esfuerzos de los revolucionarios, porque al mismo día siguiente (8 de octubre) llegó a Avilés una fuerza militar leal al gobierno republicano, que había entrado por Piedras Blancas, y que acabó con todo vestigio de resistencia. Al mando iba el general López Ochoa.

Restablecida la normalidad, era prioritario despejar la entrada ala Ría, y para eso había que retirar el Agadir. Se propuso reflotarlo con una especie de boyas hinchables enormes, pero el proyecto resultó imposible al estar el buque semienterrado en la arena del fondo. Al final se optó por volarlo. Se usaron cerca de 2.800 kilos de dinamita para ir volando, por piezas, el casco. También se emplearon dos grúas y seis buzos. En los trabajos, que empezaron el 17 de octubre, cooperaron las distintas empresas que en aquel momento realizaban alguna obra en la Ría. A los dos o tres días ya se había abierto un paso para embarcaciones más pequeñas, y diez días después ya podían pasar los buques de mayor envergadura. La operación costó 50.000 pesetas de la época, que en parte fueron recuperadas con la venta de chatarra y otras piezas del Agadir.

En esta imagen se aprecia una de las voladuras controladas:

182-c04daaa8a4


La Caravana de Mujeres de Plan

Plan es un pueblecito de Huesca, montañoso y viejo, que debe tener ahora mismo unos trescientos y pico habitantes. En los años ochenta, había muchos mozos solteros en el pueblo (cosa de cuarenta) y una sola mujer casadera. Las demás había emigrado. Parecía que no iba a haber demasiados bebés en el pueblo en mucho tiempo…

En 1985 en Plan vieron una película que les cambió la vida. Era el western Caravana de Mujeres (1951), con Robert Taylor. En la película, el capataz de un rancho (Taylor) vieja a Chicago para buscar mujeres que se casen con sus solitarios capataces y obreros. A lo largo de la historia, como es de esperar, las mujeres viven aventuras y desaguisados que a veces resuelnven a tiros o a puñetazo limpio. Un western poco común.

Alguien en Plan debió de cavilar… ¿y si hacemos lo mismo aquí? Bueno, no fue exactamente lo mismo, pero al poco tiempo apareció en El Heraldo de Aragón el siguiente anuncio:

Se necesitan mujeres entre 20 y 40 años con fines matrimoniales para pueblo del Pirineo aragonés

Dicho y hecho. La primera semana respondieron más de cincuenta mujeres de toda España. Muchas empezaron a llamar y a escribir cartas. La historia empezó a extenderse, y unas pocas semanas después había en el pueblo 120 mujeres, 200 solteros de las cercanías y miles de curiosos, periodistas y cotillas de toda la Península. No sé dónde se hospedaron, la verdad.

A los pocos meses empezaron a celebrarse las bodas, por primera vez en diez años, y un poco más tarde comenzaron a llegar los niños. La escuela, que estaba a punto de cerrar, se encontró con el triple de alumnos en un par de años. Hubo un total de 33 matrimonios, que no está más para los 40 solteros del pueblo.

A día de hoy, los hijos de la Caravana (que todavía son jóvenes) se han ido o quieren irse del pueblo, por los mismos motivos que impulsaron aquella incitativa loca pero eficaz. La falta de oportunidades les lleva a dejar Plan, como miles de otros pueblecitos. La mayoría de las parejas que se formaron, sin embargo, siguen viviendo en Plan.

La noticia, 20 años después.

Nota curiosa: Ismael Serrano menciona Plan en la canción Amores imposibles:

No tuvo Eva este Adán,

no hubo asiento de atrás,

ni caricias, ni cartas perfumadas,

no hubo cita en el parque.

No hubo chicas de Plan.


Antiguos posters anti-alcohol soviéticos (1920-1960)

Rusia tiene un gravísimo problema endémico de alcoholismo. Se calcula que mueren medio millón de rusos al año por causas directa o indirectamente relacionadas con el alcohol, y de hecho, la esperanza de vida masculina es muy inferior a la femenina y a la de otros países similares debido, entre otras causas, a los problemas derivados del consumo de alcohol. A lo largo de las décadas la Unión Soviética trató de combatir este tremendo problema de diversas formas, y una de ellas fue la publicidad. Una vez más, los soviéticos demuestran ser los amos del cartel propagandístico en esta serie de posters que datan de los años 20 a los 60.

Pongo una breve traducción de lo que dicen los carteles debajo de cada uno de ellos.

Photobucket

“Sin comentarios”

 Photobucket

“¡No!”

Photobucket

Desde el estrado hablando en contra del alcohol, abajo, mientras tanto, bebiendo. “A veces pasa…”

Photobucket

“¡Las reuniones colectivas deben acabarse!”. En el cartel: “bienvenidos, miembros de la convención”

Photobucket

“Al vodka le sigue… la indisciplina, el parasitismo, el absentismo, caídas en la producción, crimen, gamberrismo”

Photobucket

“Alcohol – enemigo de la producción”

Photobucket

“Y a nosotros nos llaman cerdos…”

Photobucket

“Papá, no bebas”

Photobucket

“Mientras bebes, tu familia pasa hambre”

Photobucket

“¡Basta! Es la última advertencia”

Photobucket

“Alcohol – un dolor para la naturaleza”

Photobucket

“Alcohol – enemigo de la mente”

Photobucket

“¡Por la salud!”

Photobucket

Un martillo con la inscripción “revolución cultural” a punto de machacar una botella de alcohol.

Photobucket

“Socialmente peligroso!”

Photobucket

Enumera los estragos del alcoholismo en la producción

Photobucket

“Alcoholismo”

Photobucket

“Ni una gota!”

Photobucket

“¡Protege a tu futuro hijo!”

Photobucket

“¡Abajo la bebida! Lo decimos bien alto”

Photobucket

Photobucket

“¿Por tu salud…?”

Photobucket

“Causa: el alcoholismo”

Photobucket

“Rico contenido”

Photobucket

“AlcOhol”

Photobucket

El borracho está tirado sobre un parte de baja laboral: “no necesitas una baja para tomar un Stolichnoya”

Photobucket

“Erradiquemos el mal”

Photobucket

“Intercambiado” (en el sentido de que la madre ha cambiado los cuidados que debería darle a su hijo por el alcohol)

Photobucket

“Hay que expulsar a los borrachos del trabajo”

Photobucket

Photobucket

“Alcohol: cómplice activo del crimen”

Photobucket

“Una copa… otra copa…”

Photobucket

“Daña la salud, la familia y la descendencia”

Photobucket

“Aún no es demasiado tarde: detente!”

Photobucket

“El traficante es el peor enemigo”

Photobucket

“Paremos el alcoholismo”

Photobucket

“Este traje me queda bien” (se coloca una etiqueta de zumo natural)

Photobucket

“No seas cautivo de un desagradable vicio”

Photobucket

“¡No hay piedad para los gamberros!”

Photobucket

“¡FUERA!”

Photobucket

“¿Quién es el listo y quién el tonto? Uno tiene un libro, mientras el otro está en el bar”

Photobucket

“Prisionero” (los barrotes forman la palabra “destilado ilegalmente”)


A %d blogueros les gusta esto: