Archivo de la categoría: falsas creencias

Gráficos poco gráficos, episodio 2

Hace un tiempo comentaba unas cuantas cosas sobre los gráficos de barras y la afición a las escalas truncadas que tienen los periodistas y políticos. Una escala truncada es la que no empieza en cero, si no en número más altos. Esto hace que, para el 99% de nosotros, los gráficos resultantes sean muy difíciles de entender correctamente. Suele hacerse, por decirlo llanamente, con afán manipulatorio y para engañar a la opinión pública.

Hoy veo este ejemplo en el ABC (me lo enviaron; yo no uso el ABC ni para limpiar los pinceles):

grafico 1

En primer lugar, hay que decir que la línea del gráfico NO representa las cantidades que aparecen sobre ella. En 2013 hay mil empresas más que en 2012, y sin embargo la línea está a la misma altura (debo admitir que no me percaté de esto al principio; mi cerebro leyó “catorce mil” en vez de “quince mil”, en un intento de darle sentido a este gráfico… gracias a Alfonso por indicármelo).

En segundo lugar, y aparentemente, ha habido un aumento brutal del número de empresas creadas en Andalucía entre 2013 y 2014. Si uno se fía de lo que ve en el gráfico, parece que la cantidad de sociedades mercantiles se ha multiplicado por tres.

Esto es mentira. No sabemos en qué número empieza la escala vertical del gráfico, pero desde luego empieza en un número muy cercano a 12.000. Esto es lo que se conoce como escala truncada. No es que esté mal hecho, pero puede dar lugar a errores y engaños. He hecho un gráfico con esos mismos datos, empezando la escala en cero:

grafico 2La cosa cambia, ¿verdad? Se percibe un cierto aumento de las empresas creadas, pero desde luego no es ni de lejos tan espectacular como pretende hacernos creer el gráfico del ABC.

Por eso os doy dos consejos:

a) no leáis el ABC

b) ojo con este tipo de gráficos manipulados por ignorancia o por mala intención.

Anuncios

Blue Monday, un día como otro cualquiera

Seré breve: hoy no es el día más triste del año. La tristeza es algo subjetivo que cada persona experimenta de una forma particular.

El Blue Monday es un día absurdo inventado para una campaña publicitaria del programa británico de TV Sky Travel en 2005. La compañía escribió un supuesto estudio, que luego presentó a diversos profesionales, ofreciéndoles dinero a cambio de poner su firma en el. De esta forma podrían darle al “estudio” un aire de credibilidad. Finalmente fue el psicólogo y coach Cliff Arnall quien se prestó a ello. Supongo que necesitaría el dinero. Este estudio se publicó y muchos lo dieron por bueno. Sky Travel aprovechó el hecho de que Arnall había trabajado en la universidad de Cardiff para dar más empaque al engaño, pero la universidad pronto anunció en The Guardian que

“Cliff Arnall… fue profesor a tiempo parcial en la universidad pero se fue en Febrero” [antes de publicarse el “estudio”]

Además de todo esto, que ya debería hacernos dudar de la verosimilitud de cualquier publicación, el estudio era absurdo. Afirmaba que el día más triste del año es el lunes de la última semana de febrero y lo calculaba usando la siguiente fórmula:

ca11aeba4032c918f854c4f1e1e651fa

Tt = tiempo gastado en viajes o desplazamientos; D = retrasos; C = tiempo dedicado a actividades culturales; R = tiempo de relax; ZZ = tiempo durmiendo; St = tiempo que estamos estresados; P = tiempo haciendo maletas; Pr = tiempo preparando cosas.

En 2009, Arnall presentó una fórmula aún más ridícula:

0488676cfd763b28dd774e06b7f554b4

donde W= tiempo atmosférico, D= nuestras deudas, d= salario, T=tiempo desde Navidad, Q= tiempo desde que hemos incumplido nuestros propósitos de año nuevo, M= bajo nivel motivacional y Na= sensación de que necesitamos hacer cambios. Absurdo. ¿Cómo se mide todo esto? ¿Cómo se pueden meter en una misma fórmula conceptos tan diferentes? Es como dividir kilogramos entre minutos y multiplicarlos por amperios. Nos dará una cifra, pero una cifra sin sentido ni significado alguno.

El concepto de Blue Monday es risible y no científico. Se trata de un invento publicitario. Lo curioso es que miles de medios de comunicación han presentado hoy la noticia como si fuese verdad, como si realmente pudiera medirse la tristeza de un día y como si hoy fuese un día especial. Y no lo es.


Cómo cabrear al personal inventando cosas

Encontrado en Facebook, hoy:

Comparto esto: Aquí tenemos la fotografía de una libreta de Banco, y no es de alguien cualquiera es de un ciudadano marroquí residente en la ciudad de Vitoria. En ella podéis apreciar los apuntes 616 euros de Lambide y 1407 del ayuntamiento de Vitoria que hacen un total de 2023 euros mensuales en concepto de ayuda. Y mi pregunta es la siguiente ¿cuantos de vosotros, trabajando y cotizando toda la vida, no llegáis ni a la mitad de eso con vuestra paga de jubilados? ¿Cuantos de nosotros trabajando honradamente a diario no ganamos ni la mitad y encima tenemos que pagar impuestos? Es totalmente vergonzoso que una persona por tocarse la barriga todo el día y que el mayor esfuerzo que hace es ir a retirar esas “ayudas” en el momento que esos dos estamentos oficiales se las ingresan, y que en España tengamos compatriotas nuestros pasando hambre, Es totalmente injusto que un ciudadano de otro pais le estén dando por todo el “morro”unos 800 mas de lo que un Guardia Civil gana por jugarse la vida a diario. Lo dicho VERGONZOSO. Primero ayudar a los españoles y después si sobra a los de fuera, no es ser racista, es ser humano con los nuestros, si no nos sobra y hay que alimentar a los nuestros, manden a su tierra a estos vividores, maldita sea… Un mensaje claro a emitir… ¡¡¡Los Españoles primero, y si sobra se ayuda a los de fuera, y si no sobra pues lo sentimos!!!!

Nomina

Aquí tenemos esta foto y este comentario pseudo-fascista que se está compartiendo locamente por Facebook. Ahora mismo lo han compartido más de 17.000 veces y tiene cinco mil y pico comentarios, que vale más no leer.

¿Es verdad esta foto? Imposible comprobarlo. Ahí vemos una cartilla que dice varias cosas:

– que esa persona recibió mensualmente una transferencia por valor de 616 € (he contado cuatro ingresos de esos). Como pone Lanbide, podemos suponer que se refiere al ayuntamiento de Lanbide (País Vasco). A saber. Puede ser el paro, por ejemplo, el sueldo de un Plan de Empleo Local, cualquier cosa. Imposible saberlo. Lanbide es el INEM o Sercicio Público de Empleo del País Vasco. Esos 616,13 € son la Renta de Garantía de Ingresos (gracias, Carles Espinosa, por la aclaración).

– que esa persona recibió una transferencia de algo más de 1.400 € de AYTO. VITO (¿Ayuntamiento de Vitoria?), que puede tener relación con lo anterior… o no tenerla.

En resumen, esa foto no dice absolutamente nada. La descripción de la foto, adecuadamente xenófoba, es mentira. Dice que esta persona recibe 2000 € y pico al mes, cosa que no ocurre en ningún momento (mirad y sumad). Dice que es de un “ciudadano marroquí” que se dedica a “tocarse la barriga todo el día” (¿?). O sea, cosas imposibles de comprobar. Luego se lanza a una serie de preguntas retóricas, construidas para avivar la mala leche, la ignorancia, la xenofobia y otros sentimientos no muy nobles compartidos por tantos y tantos amables españoles.

Si has visto la foto y te has puesto de mala leche, quizás te gustaría reflexionar sobre lo que acabo de decir antes de seguir echando bilis.

PD: quien compartió originariamente la imagen tiene una foto de perfil en la que aparece con tricornio y como portada una bandera de España. Es posible que sea simple casualidad.


Jamie Oliver y su cruzada contra el hidróxido de amonio de McDonald´s

Esta semana me ha llegado el siguiente texto, vía Facebook:

El chef Jamie Oliver ha ganado una batalla en contra de la cadena más grande de comida chatarra que existe en el mundo. Una vez que Oliver demostró cómo se hacen las hamburguesas, McDonald’s, la franquiciadora anunció que cambiará la receta.

De acuerdo a Oliver, las partes grasosas de la carne se “lavan” con hidróxido de amoníaco y luego se usan en la confección de la ‘torta’ de carne para rellenar la hamburguesa. Antes de este proceso, de acuerdo con el presentador, ya esa carne no era apta para consumo humano.

Oliver, chef activista radical, quién ha asumido una Guerra contra la industria de alimentos, dice: estamos hablando de carnes que hubieran sido vendidas como alimento para perros y después de este proceso se les sirve a seres humanos. Aparte de la calidad de la carne, el hidróxido de amonio es dañino para la salud. Oliver le dice a esto: “El Proceso de la Porquería Rosa”.

¿Qué ser humano en su sano juicio pondría un trozo de carne remojada en hidróxido de amonio en la boca de un niño?

En otra de sus iniciativas Oliver demostró como se hacen los nuggets de pollo: Después de seleccionar las ‘mejores partes’, el resto: grasa, pellejos, cartílagos, vísceras, huesos, cabeza, patas, son sometidos a un licuado –separación mecánica- es el eufemismo que usan los ingenieros en alimentos, y después esa pasta rosada por la sangre, es desodorada, decolorada, reodorizada y repintada, capeadas en melcocha farinácea y frita, esto es rehervido en aceites generalmente parcialmente hidrogenados, esto es, tóxicos.

En USA, Burger King y Taco Bell ya abandonaron el uso de amonio en sus productos. La industria de alimentos usa el hidróxido amonio como un agente anti-microbiano, lo que le ha permitido a McDonald’s usar en sus hamburguesas carne, de entrada no apta para consumo humano.

Pero aún más molesta es la situación que estas sustancias basadas en hidróxido amonio sean consideradas ‘componentes legítimos en procedimientos de producción’ en la industria de alimentos con las bendiciones de las autoridades de salud en todo el mundo. Así los consumidores nunca se podrán enterar de qué químicos ponen en nuestra comida.

Comida, productos químicos, y el nombre de una multinacional. Recordad bien estos tres elementos porque cada vez que veais una noticia que contenga los tres, será, casi invariablemente, falsa.

A día de hoy existe un rechazo muy fuerte y completamente irracional hacia los productos químicos, que se manifiesta frecuentemente en forma de noticias como esta. Jamie Oliver es un tío campechano, le gusta comer bien, y no hay más que ver su programa para comprobar que le encanta la comida elaborada con esmero, cariño y dedicación. Entiendo que por eso mismo no sea muy partidario de McDonald´s y demás cadenas de comida rápida. Pero, por desgracia, todo esto no hace que tenga razón en sus críticas hacia la química en general y el pobre hidróxido de amonio en particular.

El hidróxido de amonio es, simplemente, amoniaco diluido en agua. El amoniaco se encuentra en la naturaleza y muchos procesos naturales lo producen: las plantas, la descomposición de los animales, los procesos químicos de las bacterias… El amoníaco es necesario para la vida en nuestro planeta. El amoníaco puede ser tóxico. Podéis ver la ficha de datos del amoníaco aquí.

¿Por qué se le echa amoníaco a la carne? En primer lugar, no se le echa amoníaco. En la industria alimentaria lleva muchos años usándose el hidróxido de amonio en multitud de alimentos: no solo en carnes, sino también en pasteles, gelatinas, productos horneados, quesos, caramelos, púdines, frutas y verduras, huevos, pescados… Si queréis saber exactamente qué alimentos llevan este aditivo, podéis reconocerlo porque también se conoce con el código E-527. En el caso de la carne, se emplea como antimicrobiano. Impide que crezcan microorganismos porque cambia ligeramente el PH de la carne, haciendo que diversos microbios y bacterias la encuentren de lo más incómoda para vivir. La más conocida de las bacterias es la Escherichia coli, presente en los intestinos de los animales, es tan frecuente y tan resistente que causaba muchísimas intoxicaciones alimentarias; con el uso de sustancias químicas como el hidróxido de amonio, se consigue que la Escherichia no esté en la carne que nos comemos. Aún así, las intoxicaciones alimentarias no son del todo raras. En EE.UU, por ejemplo, hay 26.000 por cada 100.000 habitantes, al año. En el resto de países industrializados el porcentaje de afectados también ronda el 30%. ¿Os imagináis cuánto más frecuentes y graves serían si no usásemos productos químicos para tratar los alimentos? No hace falta imaginarlo: en los países del tercer mundo, las enfermedades causadas por comer alimentos y beber agua en mal estado producen millones de muertes al año. Las diarreas causadas por estas infecciones matan cada año a casi dos millones de personas y son una de las principales causas de muerte en niños menores de 5 años de países en desarrollo.

En segundo lugar, y como nota curiosa, más del 80% del amoníaco que produce el ser humano se emplea como abono en la agricultura. O sea que cuando Jamie Oliver nos anima a exigir la retirada del hidróxido de amonio de la industria cárnica está olvidando que un porcentaje enorme de los seres humanos podemos comer gracias a que el amoníaco se emplea como abono y nos permite tener más y mejores cosechas. Y esto lleva haciéndose muchísimo tiempo.

¿Es peligroso el hidróxido de amonio o el amoníaco? Pues hombre, depende. Ya en 1974 la Food and Drug Administration, que es quien determina lo que se puede y no se puede comer en EE.UU., dictaminó que el hidróxido de amonio, usado correctamente en la industria alimentaria, no tenía ningún efecto nocivo. Y esto tras una exhaustiva revisión de estudios y casos. Otra cosa es que, si hay una fuga en una fábrica de amoníaco, o si uno se cae en una cuba llena, o si respiramos gas de amoníaco, pues sí, entonces será nocivo… Es como el agua: uno puede beberse dos litros en un día, pero se ahogará si se cae en mitad de un lago.

Otra cosa es que la carne empleada por las cadenas de comida rápida sea de mejor o peor calidad que la que uno compra al charcutero del barrio. Ahí ya no entro, aunque no creo que haya mucha diferencia. No hay duda de que, si comemos todos los días en un McDonald´s, nuestra salud se resentirá. Pero si a mí me dan a elegir entre un filete cortado de una vaca “casera” y otro tratado convenientemente, con Hidróxido de Amonio y con lo que haga falta… me quedo con el segundo.

PD: no he encontrado en ninguna fuente fiable eso de que McDonald´s haya tenido que retirar dicho componente de su carne.


Otro engaño cansino sobre privacidad y Facebook

Hoy leo esto en Facebook:

Hola, a todos los que estáis en mi lista de contactos de facebook. Podéis hacerme un favor?…FACEBOOK ha cambiado su configuración de privacidad, una vez más! Debido a la nueva “graphic app” cualquier persona en facebook (incluyendo otros países) pueden ver tus fotos, gustos y comentarios.

Las próximas 2 semanas voy a TENER publicado este mensaje, y por favor, una vez hagas lo siguiente, comenta HECHO! Aquellos de vosotros que no mantengan mi información como privada, sino para la opinión pública, voy a tener que eliminarlos! Quiero quedarme en PRIVADO conectado contigo. Puedo publicar fotos de familia y amigos sin que extraños tengan acceso ello! Esto sucede cuando los amigos hacen clic en “like” o “comentario” …. automáticamente sus amigos pueden ver también nuestros mensajes. Lamentablemente, no podemos cambiar esta configuración por nosotros mismos porque Faceboook lo ha configurado así. Por favor, coloca el puntero del ratón encima de mi nombre (sin hacer clic), aparecerá una ventana. Ahora mueve el ratón en “Amigos” (también sin hacer clic), luego a “Configuración”, haz clic aquí y aparecerá una lista. Quita la marca de “acontecimientos importantes” y “Comentarios y me gusta “. De esta manera, mi actividad entre mis amigos y familiares ya no se hacen públicos. Ahora, copia y pega esto en tu muro (¡ojo!: copia y pega, no “compartir estado”). Una vez lo vea publicado en tu página, voy a hacer lo mismo. Gracias…:))

Vamos rápido. La Graphic App lleva desde enero funcionando (casi medio año) y es este botoncito:

fb bulo

Desde aquí podemos acceder con más facilidad a nuestras opciones de privacidad. Ahí es donde podemos elegir quién ve nuestras fotos, nuestros comentarios, etc. No ha cambiado nada más. Si hemos configurado Facebook para que todo el mundo pueda ver lo que publicamos, entonces todo el mundo podrá ver lo que publicamos. Si hemos escogido, como debería hacer cualquier persona razonable “solo amigos”, solo las personas que tengamos como amigos verán lo que publicamos. Repito: únicamente si nosotros mismos lo configuramos así.

Y ¿qué ocurre si hacemos lo que nos dice ahí? Pues dos cosas:

– Primero, cancelaremos nuestra suscripción a los “acontecimientos importantes” y a los “comentarios y me gusta” de esa persona. O sea, que no los veremos. Seguiremos teniendo a esa persona de amigo, pero no podremos ver en nuestro muro lo que publique. Seguiremos viéndolo si entramos en su muro y curioseamos por ahí.

– Segundo, esa persona seguirá pudiendo ver nuestras actualizaciones, comentarios, etc. Siempre y cuando lo tengamos configurado así de antes, claro. Yo ya he visto unos cuantos que han dejado de recibir las actualizaciones de algún amigo y seguramente dentro de un tiempo se extrañarán de que no actualice nada…

En otras palabras, esa persona seguirá recibiendo notificaciones cuando nosotros comentemos o hagamos algún “me gusta”, pero nosotros no nos enteraremos de lo que publica a no ser que entremos expresamente en su muro. Es completamente falso que cualquier persona del mundo pueda ver lo que tú publicas, a no ser que seleccionemos la opción “Público”, que permite que nuestro perfil sea, eso, público:

Sin título-2

Muy útil para artistas y famosos, pero poco recomendable para cualquier otro…

Por cierto, las condiciones de uso y privacidad están en Facebook y todo usuario puede leerlas. Probadlo, veréis que está todo muy claro. Y si queréis controlar quién ve lo que subís, ojo con lo que subís y con quién tenéis como amigo.


El diablo, el Papa, y la idiotez del día

La sandez campa a sus anchas. Como un maligno pulpo, la  incultura y el misticismo extienden sus tentáculos; lejanos periodistas deciden que el mundo debe saber hoy algo importantísimo, pero que también resulta ser sumamente estúpido.

La noticia vergonzante de hoy es la siguiente: el Papa Francisco parece efectuar un exorcismo sobre un joven enfermo en silla de ruedas. Al menos, esto es lo que afirma Tv2000, un canal que pertenece a la Conferencia Episcopal Italiana, en su programa Vade Retro. La imagen hubiera pasado sin pena ni gloria como una más de las apariciones públicas del Papa, de no haber sido por la aparición de la palabra “exorcismo”. No contentos con ello, el Vaticano desmintió poco después que Francisco hiciera exorcismo alguno, explicando que simplemente “rezó por una persona enferma que le presentaron”. Este es el vídeo aparecido en Vade Retro:

La noticia apareció hoy en numerosos medios, explicando que el Pontífice no había exorcizado al chaval, sino simplemente elevado una plegaria por él. Un momento, ¿eso hace que sea menos absurdo? ¿Dónde está la línea que separa lo “aceptable” de lo “anormal”? Si lo he entendido bien, el mensaje de fondo de este asunto es que rezar a la Gente Mágica de las Nubes para acelerar la sanación de un enfermo es correcto; pero es escandaloso acudir al poder mágico de Dios para sacar al demonio de un cuerpo humano. ¿Es normal creer que la magia puede curar a un enfermo y es anormal creer que el demonio puede poseer a una persona? El Papa es el líder visible de mil millones de personas que creen en la existencia de un ser todopoderoso y mágico, que creen que el pan y el vino pueden transmutarse en carne y sangre humanas, que creen que el alma puede ir al cielo o al infierno, y que creen muchas cosas más, relacionadas todas con la superstición y la magia. ¿Por qué, entonces, parece sorprendernos que se dediquen a hacer exorcismos o que crean en el demonio o en la posibilidad de que éste entre en nuestro cuerpo (o alma, o lo que sea)?

¿Cuándo empezarán los medios de comunicación a enterarse realmente de lo que pasa en el mundo y dejarán de copiar y transmitir las notas de prensa que les manda la Agencia EFE y demás “especialistas”?


¿Cuánto pesa una nube?

Por algún motivo tendemos a asociar las nubes con algo esponjoso, suave y ligero como el aire. Usamos la expresión “ligero como una nube”.

Lo primero que hay que entender es qué es una nube, lo cual es bastante sencillo. Imaginaos que tenéis un pulverizador lleno de agua (conocidos en España con el técnico nombre de “flis-flis”) y apretáis el gatillo unas cuantas veces. Veréis que salen minúsculas gotitas de agua que forman una pequeña nubecilla. Pues bien, si esas gotitas fuesen más pequeñas (microscópicas) y si repitiésemos ese proceso unos cuantos millones de veces, estaríamos bastante cerca de fabricar una nube. Una nube se compone de diminutas gotitas de agua que no pesan lo suficiente como para caer en forma de lluvia, por lo que se quedan pululando por el aire. Una nube también puede estar formada por cristales de hielo igualmente microscópicos. En otros planetas  las nubes pueden ser de materiales exóticos, como el ácido sulfúrico.

Hay diversos tipos de nubes, y cada uno contiene más o menos gotitas de agua en su interior. Es decir, cada tipo de nube tiene una densidad distinta, que se mide en gramos de agua por metro cúbico (gr/m3). Si multiplicamos esta densidad por el volumen de la nube obtendremos su peso total. Es complicado saber cuál es exactamente el volumen de una nube, pero podemos hacernos una idea. Uno de los tipos de nube más frecuentes es el cumulonimbo, que tiene una densidad de entre 1 y 3 gr/m3 de agua. Para el cálculo usaremos la densidad más baja: 1 gr/m3. Los cumulonimbos son nubes grandes, que pueden medir kilómetros. Supongamos que nuestra nube-ejemplo mide 1 km de largo, 1 km de ancho y 1 km de alto (no me caliento mucho la cabeza, como podéis ver), o sea: mil millones de metros cúbicos. Pesando cada m3 un gramo, estaríamos ante un peso total de 1.000 toneladas (1×10^9gr)

cumulonimbo-africa-peq

Imagen de un gran cumulonimbo, cortesía de la NASA.

Si jugamos con las dimensiones y la densidad de la nube obtendremos pesos muy superiores, por ejemplo: si asumimos una densidad de 3gr/m3 y una nube de 10km x 2km x 10km, el cálculo sería:

(10.000 m x 2.000 m x 10.000 m) x 3 gr/m3 = 600.000.000.000 gr

Seiscientas mil toneladas de agua contendría esta nube. Como he dicho, las nubes no se caen a plomo porque están compuestas de diminutas gotitas de agua, tan pequeñas que la gravedad no las hace caer (del mismo modo que una mota de polvo no cae aplomo como lo haría una canica, y parece flotar en el aire). Cuando muchas gotitas se unen, acaban formando gotas mayores y más pesadas que ya no pueden mantenerse en el aire y caen en forma de lluvia.

Otros tipos de nubes pueden tener densidades mucho menores, de hasta 0,03 gr de agua por metro cúbico.


A %d blogueros les gusta esto: