Sobre el “monstruo marino” de Almería

A mediados de agosto apareció en la playa de Luis Siret, cerca de Cuevas de Almanzora (Almería). Algún bañista se topó con estos restos en descomposición, que parecen los de algún tipo de gran pez:

4882-oarfish

Los restos miden unos cuatro metros de largo. Lo que más desconcertó a los espectadores eran esa especie de cuernos que parece tener el bicho. Sin embargo, dichos “cuernos” se encontraron separados del resto del animal, y los colocaron en la zona de la cabeza simplemente por costumbre para hacer la foto. Podían haber estado en cualquier parte del cuerpo de la criatura.

No es la primera vez que un cadáver de animal desconcierta a los testigos por tener “cuernos”, cuando sabemos que ningún animal marino los tiene. En los años 50 apareció en Egipto este ser:

remote_image_7e92f6f529

Aunque el animal desconcertó a propios y extraños con esos enormes “cuernos”, estos resultaron ser únicamente los huesos de la mandíbula inferior de una ballena en descomposición, que sobresalían a ambos lados de la cabeza.

El cadáver de Almería parece, a primera vista, de una pequeña ballena o tiburón. Los tiburones no tienen huesos, sino cartílagos. Debido al proceso de descomposición en alta mar, tanto las ballenas como los tiburones van perdiendo aletas y otras partes de su anatomía, haciéndolos difíciles de reconocer. Pero, ¿qué son esos cuernos?

El biólogo Chris Lowe, director del California State Long Beach Sharklab (un centro de investigación de tiburones y rayas) lo tiene claro: se trata del escapulo-coracoide, un hueso (cartílago, en este caso) que ayuda a soportar las aletas pectorales del tiburón. Se trata de un hueso con una función similar a nuestra escápula y clavícula, y todos los vertebrados poseen estructuras similares. En el caso de los tiburones suele tener una forma de U característica, como puede apreciarse en estas imágenes:

shark_pectoral-coracoid_bar1329199079154 shark_pec1347681561413 shark-pectora_wax1318282773293

Parece claro, por tanto, que estamos ante el cuerpo descompuesto de un tiburón de respetable tamaño. Los “cuernos” no deberían estar en la cabeza, sino más atrás, en la zona de las aletas pectorales.

NOTA (8/10/2013): un hallazgo muy similar se produjo hace un par de días en Alicante. La noticia aquí: http://www.diarioinformacion.com/alacanti/2013/10/08/el-extrano-monstruo-marino-en/1423382.html?utm_source=rss

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: