El diablo, el Papa, y la idiotez del día

La sandez campa a sus anchas. Como un maligno pulpo, la  incultura y el misticismo extienden sus tentáculos; lejanos periodistas deciden que el mundo debe saber hoy algo importantísimo, pero que también resulta ser sumamente estúpido.

La noticia vergonzante de hoy es la siguiente: el Papa Francisco parece efectuar un exorcismo sobre un joven enfermo en silla de ruedas. Al menos, esto es lo que afirma Tv2000, un canal que pertenece a la Conferencia Episcopal Italiana, en su programa Vade Retro. La imagen hubiera pasado sin pena ni gloria como una más de las apariciones públicas del Papa, de no haber sido por la aparición de la palabra “exorcismo”. No contentos con ello, el Vaticano desmintió poco después que Francisco hiciera exorcismo alguno, explicando que simplemente “rezó por una persona enferma que le presentaron”. Este es el vídeo aparecido en Vade Retro:

La noticia apareció hoy en numerosos medios, explicando que el Pontífice no había exorcizado al chaval, sino simplemente elevado una plegaria por él. Un momento, ¿eso hace que sea menos absurdo? ¿Dónde está la línea que separa lo “aceptable” de lo “anormal”? Si lo he entendido bien, el mensaje de fondo de este asunto es que rezar a la Gente Mágica de las Nubes para acelerar la sanación de un enfermo es correcto; pero es escandaloso acudir al poder mágico de Dios para sacar al demonio de un cuerpo humano. ¿Es normal creer que la magia puede curar a un enfermo y es anormal creer que el demonio puede poseer a una persona? El Papa es el líder visible de mil millones de personas que creen en la existencia de un ser todopoderoso y mágico, que creen que el pan y el vino pueden transmutarse en carne y sangre humanas, que creen que el alma puede ir al cielo o al infierno, y que creen muchas cosas más, relacionadas todas con la superstición y la magia. ¿Por qué, entonces, parece sorprendernos que se dediquen a hacer exorcismos o que crean en el demonio o en la posibilidad de que éste entre en nuestro cuerpo (o alma, o lo que sea)?

¿Cuándo empezarán los medios de comunicación a enterarse realmente de lo que pasa en el mundo y dejarán de copiar y transmitir las notas de prensa que les manda la Agencia EFE y demás “especialistas”?


2 responses to “El diablo, el Papa, y la idiotez del día

  • Santiago

    ¿Y dices que esa cabecera con letras rojas y una ventana a través de la cual se intuye una especie de mundo apocalíptico de los noventa es un programa del Vaticano?

    Por otro lado… creo que ya sé a qué camarero le voy a contar esta historia el sábado😉

  • ATHENEA

    A MAXI: Creo que deberías informarte más acerca de ciertas cosas antes de hablar. La oración de sanación por los enfermos no es cosa de magia. Va implícita en la naturaleza del ser humano. Todas las CULTURAS, SÍ, la de los chamanes , animistas africanos, etc, – cuando nos interesa son culturas a las que hay que respetar- cuando no, es superstición, también intercede por los enfermos.
    Hay otra cosa que me llama poderosamente la atención: tu forma de hablar de la transubstanciación del agua y el vino. No es lo mismo que la transmutación de la que tan alegremente hablas. Tienes una imagen muy deformada de lo que es la Eucaristía. El cristianismo no está lleno de antropófagos, ignorantes además, que piensan que el agua y el vino se transforman en el cuerpo y la sangre de Cristo. Es un concepto analógico, nunca inmanente, que es algo bien distinto.
    Me da la sensación de que superstición e ignorancia hay en los que te enseñaron esas ideas religiosas que tan poco tienen que ver con la verdadera religión. Estudia, amigo, documéntate antes de lanzar alegremente acusaciones. Y, si alguna vez has tenido un amigo enfermo, ¿no has sentido la “tentación” de darle un abrazo, hacerle sentir tu cariño y tu deseo de que mejore? Si lo has hecho, eres un supersticioso:has pensado que con eso lo ibas a ayudar.
    Yo lo he hecho muchas veces, no he pensado que se iba a curar con mi gesto,como sé que no piensa el Papa ni la iglesia. Se cura por la restauración de sus fuerzas interiores, con la ayuda del hombre a través de la medicina y con el calor y el amor de sus amigos . Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: