La roca, un cuento hindú

Imagina una isla desierta, una isla pequeña en los mares del sur, tan pequeña que ni siquiera figura en los mapas. En esa isla hay una playa de arena blanca, y en esa playa hay una enorme roca. La roca esta allí desde hace miles y miles de años, con el paso de los siglos y milenios le ha ido sucediendo algo maravilloso…

La roca sufre los embates de los elementos: las mareas altas y bajas, las lluvias y los vientos, las tormentas y las tempestades, los huracanes y los ciclones, los tornados y los tifones, las trombas marinas e incluso los maremotos.

Pues bien, lo notable y maravilloso que le ocurre a la roca es que a pesar de las mareas altas y bajas, las lluvias y los vientos, las tormentas y los tifones, las trombas marinas e incluso los maremotos… la roca esta cada vez mas suave y pulida, con lo cual recibe más y mejor la tibia protección del sol de la primavera.

La roca ha perdido todas las aristas, está muy suave… y la roca posee una profunda paz interior. Y esto es gracias a la sabiduría adquirida… Es curioso que hable de la sabiduría de una roca, pero lo cierto es que hoy la roca sabe a ciencia cierta que no importa cuán fuerte sople el viento o arriece el temporal: en poco tiempo más… días… semanas… inevitablemente volverá a salir el sol… y este conocimiento permite a la roca tener esa profunda paz interior.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: