Otra cadena falsa: el supuesto timo del 90#

Hoy recibo este presunto comunicado:

537187_518435698189113_234337988_n

Para todo aquel que no quiera perder el tiempo leyendo, os avanzo la conclusión: es una mentira como la copa de un pino. ¿Acaso os esperabais otra cosa?

Una rápida búsqueda en Google y, oh, sorpresa. Descubro que este mismo mensaje lleva circulando por el mundo desde enero 1998. Estamos a 2013, por lo que la humanidad lleva QUINCE AÑOS teniendo que soportar esta falsa advertencia.

Resulta que la historia del 90# se basa en una verdad (o al menos, algo que era posible en los años 90), pero eso no hace que deje de ser mentira. Uno de los primeros emails que advertían sobre este asunto, allá por el 2000, decía esto:

Asunto: Re: Llamada telefonica (Fraude)

PRECAUCION TELEFONICA

Tema: [ precaucion telefonica]]]
LEANLO Y PASENLO: INFORMACION IMPORTANTE.
SE HA DETECTADO UN NUEVO MEDIO PARA DEFRAUDAR 
TELEFONICAMENTE, QUE CONSISTE EN LO SIGUIENTE:

1. Llaman por telefono diciendo que son del servicio tecnico de la compania telefonica o de una empresa que trabaja para ellos (parece una llamada de ATT y preguntan si dispones de marcacion de tonos (los de botones, no ruletas “disco”. )

2. Con la excusa de que necesitan realizar comprobaciones de la linea piden que marques el 90# (nueve-cero-numeral).

3. Una vez que lo has hecho, te dicen que no hay problema y te dan las gracias.

4. Resultado: Han convertido tu linea en receptora de llamadas del telefono desde el cual te han llamado, con lo cual todas las llamadas que hagan ellos, te las cobraran a ti.

5. La Compañia telefonica no sabe como pararlo ni como evitar este fraude.

Distribuye este mensaje a todas la personas que conozcas, ya que mientras mas personas conozcan el problema, mas pronto se acabara.

Adviertelo al personal domestico y avisa a tus conocidos y familiares.

Ing. Jorge Lopez Ditch
DIRECTOR REGIONAL DE TELMEX

Podemos ver que dice casi lo mismo que el supuesto comunicado de la policía de Salamanca, pero sustituyendo Telefónica por AT&T (el proveedor de servicios de comunicaciones por excelencia en EE.UU.). Si uno busca un poco más podrá encontrar muchos más ejemplos de el mismo mensaje, pero adaptado a las empresas propias de cada país.

¿Puede ocurrir este timo? Para la inmensa mayoría de teléfonos del mundo, no. Pero cuando se escribió el aviso original, era posible que ocurriera, pero solamente en EEUU, solamente en empresas u organizaciones que tuvieran una determinada instalación telefónica, solamente si esta instalación estaba configurada de una determinada manera, y solamente si había algún empleado especialmente torpe. Complicado, ¿no?

Las empresas suelen tener instalaciones telefónicas propias, sobre todo para controlar las llamadas que se hacen y evitar llamadas innecesarias. Hace tiempo apareció un sistema llamado PBX (Private Branch Exchange), que era una especie de centralita privada por la que pasaban las llamadas entrantes, salientes y entre los diferentes teléfonos de la empresa. La PBX permitía controlar todas estas llamadas. También controlaba la mejor forma de hacer la llamada, las conexiones, la facturación, etc., por lo que resultaba más barato.

Las PBX están pensadas para que los trabajadores de una empresa hablen entre sí con facilidad y a menor coste. También se puede llamar al exterior si uno marca un código, que era el 9 en EEUU y el 0 en Europa. Si habéis llamado desde oficinas o empresas, habréis notado que tenéis que marcar el 0 (cero) delante del número exterior al que queréis llamar, para “indicarle” al teléfono que deseáis llamar al exterior. AL menos en España es el 0, en latinoamérica pueden ser otros números, aunque probablemente sea el 9.

Cuando se originó este rumor, era posible engañar a un trabajador incauto para que “conectara” nuestra llamada a una llamada exterior. La explicación es la siguiente: alguien llamaba a una empresa y, con cualquier excusa, le decía al trabajador que cogía el teléfono que pulsase en su teléfono R90#. La R era para poner la llamada original en espera. El 9 era para marcar una línea o número exterior. El 0 (cero) era para marcar el número del operador (también podría marcarse directamente un número de teléfono cualquiera). Y, finalmente, la almohadilla (#) conectaba la llamada original con la nueva llamada. Así, la persona que había llamado a la empresa era conectada con el operador y podía pedirle llamar a cualquier parte del mundo, y esa llamada se producía “a través” de la línea de la empresa. Lógicamente, los costes de la llamada se le cobraban a la empresa, y todo por culpa de un trabajador despistado. Como podéis ver, esto es como si yo voy por la calle y alguien me pide que le deje llamar a Vietnam: aunque el que hable sea él, la llamada la pago yo, porque se hace a través de mi línea.

AT&T empezó a recibir quejas por esto, y anunció que lo único que podían hacer las empresas era enseñar a sus trabajadores a usar correctamente sus teléfonos. De hecho, la mayoría de los sistemas PBX ya vienen configurados para que no se pueda pasar una llamada entrante a una línea exterior, porque ya se habían previsto situaciones así.

Por cierto, es imposible convertir el teléfono en “una receptora de llamadas”, sea lo que sea eso. Para hacer varias veces esto que acabo de explicar, habría que llamar varias veces a la empresa y convencer al trabajador, cada vez, de que nos ponga con el exterior. También es completamente falso que un proveedor de telefonía te pueda llamar para que le “ayudes” a resolver un problema de cualquier tipo.

Es también imposible hacer esto con un teléfono móvil, o con cualquier teléfono fijo que no use un sistema PBX viejísimo y pobremente configurado. Repito, la única forma de que alguien haga llamadas con tu teléfono y te las cobren a ti, es que le des tu teléfono y le dejes hacer llamadas con él.

Telefónica publicó en 2002 (hace más de diez años!!) una nota de prensa en la que decía que era imposible que esta historia fuese verdad. Podéis verla aquí: nota de prensa.

El resumen de todo esto es: no reenviéis cadenas de este tipo, invariablemente son mentira. Si les seguimos la corriente, corremos el riesgo de que sigan circulando por ahí durante años y décadas, confundiendo a los incautos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: