Rajoy y la ley del silencio

[03/11/2011]

En fin, parece ser que Mariano Rajoy no dará ni una rueda de prensa desde ahora hasta las elecciones del 20-N. ¿Para qué? Ya lleva mucho tiempo siguiendo su estrategia de la paciencia geológica: esperar a que sus adversarios –o, más bien, su único adversario- se desprestigien solos, fracasen en sus promesas y defrauden a los españoles. Lo que viene a ser no hacer nada de nada, mientras el país da la impresión de irse al carajo y los españoles sufren un gravísimo hinchamiento de cojones ante los desmanes de la casta política. Lo mejor que puede hacer Rajoy es, por lo visto, no abrir la boca. ¿Para qué dar explicaciones sobre los casos de corrupción en su partido, las broncas internas, los escándalos Gürtel o Brugal, los hinchadísimos gastos en coches, móviles, estancias y demás? Manda huevos que la mejor forma de ganar unas elecciones generales sea no hacer nada, repantigarse cómodamente y esperar a que sean los demás los que lo hagan peor que tú.

Rajoy y el PP demuestran nuevamente su nulo respeto por el periodismo –recuérdese a Cospedal y su maravillosa idea de una rueda de prensa sin derecho a preguntas-. Las agencias de noticias harían bien tomando nota de la postura los populares, apagando los micrófonos y dejando de prestar ningún tipo de cobertura mediática al partido. Para participar en el juego democrático hay que seguir una serie de reglas, y una de ellas debería ser informar, de forma honesta y veraz, a los ciudadanos. Un partido que se niega a dar explicaciones, que no desvela sus proyectos o su programa –si es que tiene- y que parece tratar al ciudadano medio como a un anormal, no merece ser tenido en cuenta en la oferta electoral. No puede ofrecernos ninguna garantía de que vaya a hacer algo útil si le damos nuestro voto.

Para el PP, cuando peor, mejor. Cuando más metan la pata los socialistas, cuantas más calamidades golpeen al pueblo español hasta hacerle detestar al gobierno –sea éste cual sea-, mayor será la victoria del PP. Porque, asumámoslo, todo indica que el partido de derechas ganará las próximas elecciones. Rubalcaba, pues bueno… ahí está el hombre, tratando de mantener la compostura mientras el cadáver político que es Zapatero trata de mantener el timón de un PSOE que ya prevé su propio y estrepitoso descalabro. Menudas opciones, ¿no? También están los demás partidos, los minoritarios, pero claro, ¿quién les vota? ¿Quién vota a Los Verdes, o al Partido Pirata, o a Ciudadanos en Blanco? Tal vez porque los españolitos se toman la política como una especie de religión y ejercen el voto como un acto de fe cerrado a toda opinión nueva, España lleva décadas virando entre lo de siempre: o izquierda oderecha, o PP o PSOE. Ambos se repartirán de nuevo el bacalao electoral.

A no ser que las cosas, este año, cambien de verdad. Cosa que dudo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: