Por qué bailan las fechas de semana santa

Empieza abril y me preguntan por qué la fecha de Semana Santa cambia cada año, y además cambia tanto. Al principio los cristianos celebraban la resurrección de Jesucristo más o menos en la misma fecha, pero el día concreto (incluso la semana y el mes) cambiaba según la región. Los papas estuvieron una temporada decidiendo cuándo celebrar la resurrección, hasta que en el 325 se establecieron unas reglas a seguir para calcular el día exacto:

 

– Tenía que ser un domingo

 

– No debía coincidir con la Pascua judía (no convenía que se confundiesen ambas religiones)

 

– Que no se celebrase antes del equinoccio de primavera (el día del año en que el día y la noche duran lo mismo), que era cuando empezaba el año, para evitar que se celebrase dos veces en un mismo año.

 

Aún así, todavía convivieron dos sistemas para calcular la fecha durante siglos, el de Roma y el de la iglesia de Alejandría. En el 525 se adoptó definitivamente el sistema de Alejandría y se unificó la celebración de la semana santa. El Domingo o Pascua de Resurrección es el primer domingo que venga detrás de la primera luna llena de la primavera (la primera luna llena tras el equinoccio de primavera del hemisferio norte, que es el 20 o 21 de marzo*). Si esta luna llena cae en domingo, se traslada al siguiente domingo para no coincidir con la Pascua judía.

 

Por lo tanto, el Domingo de Resurrección, que recuerda al que fue el primer zombi de la historia, caerá entre el 22 de marzo y el 25 de abril. Sería el 22 de marzo si la primera luna llena de primavera cayese el sábado 21. Y si el equinoccio se produjese justo el día después del plenilunio, habría que esperar otros 29 días a que hubiese el siguiente, hasta el 18 de abril. Si el 18 fuese domingo, se pasaría al siguiente para no coincidir con la fiesta judía y acabaría celebrándose el 25 de abril. Estas son las dos fechas extremas en las que puede caer el Domingo de Resurrección, pudiendo caer en cualquier fecha intermedia. El Domingo de Resurrección es el último día de la Semana Santa, que comienza una semana antes (sorpresa) con el Domingo de Ramos.

 

Photobucket

 

Un poco de blasfemia, más que nada por animar algo el artículo…

 

*Técnicamente el equinoccio podría ser también el 19 o el 20 de marzo, pero se utilizan solo el 20 y el 21 para el cálculo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: