Avispas: ¿muerden o pican?

Alguien planteaba el otro día la cuestión de si las avispas muerden o pican.

Hay más de 5000 especies de avispas a lo largo y ancho del mundo, y tienen muchas costumbres diferentes según la especie. Muchas especies son eusociales y viven en comunidades muy organizadas, mientras que otras son solitarias y se dedican a asesinar y devorar a otros insectos. En España hay unas cuantas especies de avispas, que cito para los entomólogos en ciernes: la avispa común (Vespula vulgaris), la avispa papelera (V. polistes) y el avispón (Vespa crabro). Estos tres individuos son los responsables de casi todos los ataques a personas, y resulta complicado pararse en ese momento a comprobar si a uno le están mordiendo o picando…

Photobucket
El aguijón de una avispa
Photobucket
Cabeza y mandíbulas de una avispa

 

La avispa común tiene una boca que puede lamer, chupar líquidos y morder. Pueden arrancar y masticar trozos de alimento (animal o vegetal) para convertirlos en papilla y alimentar con ella a sus larvas. En verano, cuando estos bichos están más activos, se les puede ver atacando con saña costillas y chorizos en las clásicas parrilladas campestres. Sabed que esos trocitos de carne que se llevan servirán para alimentar a una nueva generación de avispas. Sabiendo esto, es fácil deducir que las avispas, efectivamente, pueden mordernos. La mordedura es dolorosa y más grave cuanto mayor sea el insecto. El avispón, un bicharraco de hasta 4 y 5 centímetros, puede hacernos sangrar a poco que se esfuerce.

Photobucket
Un avispón

 

Pero, ¡ojo!, no acaba aquí el arsenal de la avispa. Las avispas tienen aguijón, y pueden picar con él a otras criaturas. El aguijón de las avispas puede retraerse al interior de su abdomen, y lo emplean como método defensivo y para atacar a sus presas (otros insectos). El veneno, para el que no existe antídoto, produce un agudo dolor, hinchazón y enrojecimiento. Hay personas especialmente sensibles que pueden reaccionar de forma exagerada al veneno, pudiendo llegar a morir. También resulta especialmente peligroso recibir muchas picaduras a la vez, cosa que podría ocurrirnos si topamos por accidente con un avispero y cabreamos a sus habitantes. Pero tranquilicémonos: en España mueren cada año solo una decena de personas más o menos a causa de picaduras de avispas y abejas, así que de momento la estadística no es muy preocupante.

Otro día hablaré de las abejas, otro grupo de simpáticos insectos que nos hacen la guerra de forma diferente.


20 responses to “Avispas: ¿muerden o pican?

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 58 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: