La imagen del odio

En septiembre de 1933 el ministro de propaganda alemán, Joseph Goebbels, ofreció a la Sociedad de Naciones un pacífico discurso en Ginebra en el que defendía el ascenso nazi al poder. Hombre de excelente oratoria e inteligencia agudísima, se ganó cierto respeto entre los miembros de la Sociedad tanto por sus palabras como por su encanto personal. Puede leerse una copia del discurso de Goebbels aquí.

El fotógrafo de LIFE Alfred Eisenstaedt era uno de los numerosos periodistas que fotografiaron y entrevistaron a los políticos presentes en Ginebra. En cierto momento, Goebbels se encontraba en los jardines del Hotel Carlton acompañado del Intérprete Jefe nazi, Paul Schmidt. Como el propio Eisenstaedt relató, Goebbels sonreía, conversaba y encantaba a todos los presentes con sus modales de propagandista. Pero no a él. En un momento dado, Goebbels miró directamente a Eisenstaedt. Sabía quién era y sabía que era judío. Durante unos instantes la mirada del ministro de propaganda fue la viva imagen del odio contenido. Eisenstaedt disparó. Esta es la imagen:

Photobucket

Goebbels, aún sentado y en aparente inferioridad respecto a su intérprete y los demás, domina completamente la escena. La mirada fija, el gesto adusto y las manos crispadas envían un mensaje de odio que parece resumir los terribles eventos que tendrían lugar en años posteriores.

Alemania abandonó la Sociedad de Naciones pocos meses después. La Sociedad, incapaz de mantener el orden internacional y de hacer valer sus decisiones, acabó disolviéndose en 1947.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: