Vuelven a empeñarse en que la homeopatía es medicina

Leo con asombro esta noticia de El Comercio, donde se habla del congreso de médicos de atención primaria celebrado estos días en Oviedo. En él se dijeron por lo visto cosas como que la homeopatía es una “alternativa” para tratar diversos trastornos, que debería ser “enseñada en la universidad” y que habría que “dejar de ver la homeopatía como algo extraño, puesto que para muchas dolencias tiene una gran utilidad”. Lógicamente, resulta imposible saber quién dijo qué cosa, o si se dijeron de verdad o son una interpretación libre de un periodista despistado.

El dato más grave es el que dice que 10.000 médicos de primaria (o sea, los que nos atienden en el ambulatorio) recetan mejunjes homeopáticos a sus pacientes. Esto me hace pensar dos cosas:

– Esos diez mil médicos han conseguido el título en una tómbola y tienen tanta idea de medicina como un porquerizo medieval, o bien;

– Los médicos españoles están recetando a sus pacientes sustancias que no les harán el menos efecto, a sabiendas de ello.

La segunda opción me parece más plausible. No se puede creer que un médico no sepa que la homeopatía es un invento anticientífico y chamanístico que ni funciona, ni funcionará jamás. Entonces, ¿por qué lo recetan los médicos? Francamente, me parece casi más grave que nuestros médicos nos receten remedios mágicos por quitarnos de en medio a que lo hagan por desconocimiento o ignorancia. Si fuese por no saber, resultaría sencillo demostrar que la homeopatía es una patraña sin más efectividad que el placebo y, por tanto, es igual de efectivo recetar al paciente ositos de gominola o un litro de agua del grifo.

¿Veremos la homeopatía algún día amparada por la Seguridad Social? ¿Hasta cuándo van a eludir los médicos su responsabilidad –que lo es- de declarar la homeopatía y demás chufas una mentira que sirve solo para sacar los cuartos a quien, además, está enfermo? ¿Acaso los intereses económicos que hay detrás de estos engaños tienen algo que ver con que los receten médicos de familia?

Hay que empezar a distinguir entre lo que es medicina y lo que no lo es, lo que es ciencia de lo que no lo es. La aromaterapia, homeopatía, flores de Bach, reiki y demás inventos, no son medicinas alternativas: lo serían si ofreciesen realmente alguna alternativa a la medicina, pero no lo hacen. Solo ofrecen humo. La medicina es la que nos cura, nos mantiene saludables, ha alargado nuestra esperanza de vida hasta los 80 años, y ha demostrado su eficacia millones de veces, una y otra vez. Todo lo demás no es medicina. No se puede hablar de medicina alternativa, del mismo modo que no hay una ingeniería alternativa. Si la telepatía en la que muchos creen fuese una alternativa a las telecomunicaciones, los telépatas se leerían el pensamiento a diario: pero todos ellos siguen usando el teléfono, el correo electrónico y el fax. La ingeniería demuestra su eficacia levantando edificios que no se caen y construyendo aviones que vuelan, una y otra vez, sin fallar. ¿Cruzaríais un puente diseñado por ingenieros vudú y construido por ingenieros zahoríes? Yo, desde luego, no.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: