Los desguaces de barcos de Chittagong: esclavos de siglo XXI

¿Qué se hace con los barcos cuando dejan de navegar? Al igual que cualquier otra máquina o vehículo, cuando un barco llega al final de su vida útil debe ser desguazado. Uno puede imaginarse los problemas que plantea desmontar y convertir en chatarra un carguero enorme de 150 metros de eslora, o uno de los petroleros grandes como rascacielos que surcan los mares. Hasta hace poco, estas actividades se realizaban en astilleros y diques secos de países industrializados, como Gran Bretaña o EE.UU. Hoy en día, el 90% de los desguaces de grandes buques se hacen en países en vías de desarrollo, como India, Pakistán o Bangladesh. Hay empresas que se enriquecen con esta actividad. Tienen agentes por todo el mundo, que buscan y compran barcos para desguazar y a su vez los venden a estos países. Todos ganan. Las navieras y armadores ahorran el enorme coste de desmontar por sí mismos el buque. La empresa chatarrera vende millones de toneladas de chatarra. Y los países que compran los pecios también obtienen beneficio: aprovechan el hierro y acero de los barcos para su industria manufacturera, ya que les resulta mucho más barato que extraer metales de sus propias minas. De esta forma, el dinero es el hilo conductor de esta historia de explotación y esclavitud.

La ciudad de Chittagong se encuentra en la zona oriental de la costa de Bangladesh, cerca de la frontera birmana. Con más de 4 millones de habitantes, es el puerto más importante del país y el 80% de todo lo que entra o sale del país pasa por allí. A unos 20 kilómetros de la ciudad hay una playa de 16 kilómetros de largo donde reposan los esqueletos de docenas de barcos a medio desguazar.

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Miles de obreros trabajan aquí cada día, desde las 8 de la mañana hasta que su resistencia se lo permita. No tienen ningún tipo de maquinaria ni de equipo de protección: todo lo hacen a mano, visten su ropa de calle, van descalzos, usan cuerdas, ganchos y mazos… Lo más sofisticado que puede verse son viejos sopletes con los que cortan grandes planchas de metal. Hay una única maquina pesada, una especie de grúa que arrastra enormes trozos de barcos hasta dejarlos en la arena seca, donde se desmontan. Luchan cuerpo a cuerpo contra colosales navíos, con una temperatura de 30 ºC todo el año.

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Las medidas de protección no existen. No se sabe cuántos obreros mueren o quedan lisiados, probablemente porque este tipo de estadísticas no interesan en las empresas. Los hombres están expuestos a caídas, cortes, aplastamientos, gases nocivos o explosiones. Y hay otras amenazas más insidiosas, como las sustancias tóxicas presentes en los barcos (amianto, cadmio, plomo, combustibles…) que se vierten al entorno y son respirados por los trabajadores. Estas mismas sustancias son las que han llevado a prohibir el desguace de barcos en países civilizados. En Chittagong, van a parar al mar. La propia playa parece más bien un fangal nocivo, por los continuos escapes y vertidos.

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

La mayor parte de los metales que se sacan de los barcos van a parar a la industria pesada, donde se funden. El resto de objetos saqueados, desde electrodomésticos a la bañera del capitán, se vende en los mercados locales y contribuye a la economía de la zona.

Unas 200.000 personas trabajan aquí. Los trabajadores de Chittagong ganan entre 2 y 3 euros al día, y eso si trabajan entre 12 y 16 horas. Sus hijos no tienen muchas más opciones laborales y probablemente acaben siguiendo los pasos de sus padres, completando así el círculo de la pobreza.


3 responses to “Los desguaces de barcos de Chittagong: esclavos de siglo XXI

  • abuelachayo2013

    Como puede ser posible esta falta de calidad de vida en el ser humano

  • vanessa

    wow! y donde quedan los derechos humanos? y la OMS?

  • Betty Moreno

    Como dice un proverbio hindú:”cuando el último animal muera,cuando el último vegetal se seque;quizá el hombre entienda q el dinero no se come.”Me horrorizé cuando m enteré q existe un lugar así n nuestro planeta,y lo más espantoso s q a nadie le importa el daño a la humanidad d éstas personas y a sus familias.Q triste realidad,y todo porq los poderosos hacen lo q sea y pasan encima d quien sea,sólo para podrirse más n su dinerito q tanto aman;q no saben q cuando se mueran no se van a llevar nada al infierno,q s donde deben estar???!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: