Una “bestia negra” avistada en Francia

Siempre me han atraído irresistiblemente las historias que se salen de lo normal. Jamás me he podido resistir a una buena historia de fantasmas, alienígenas, abducciones, bestias extrañas, poltergeist, círculos en maíz y desapariciones inexplicables. Dado que analizo todas estas historias desde la segura distancia que ofrecen la lógica y la razón, no corro peligro de convertirme en un Fox Mulder…

Leo hoy la siguiente noticia en el periódico:

EFE/PARÍS

En la costa levantina, las medusas han sembrado el pánico en las playas. Pero la situación parece ser aún peor en Francia. Allí, unos ochenta policías armados hasta los dientes y un helicóptero han sido desplegados en las playas cercanas al Paso de Calais para intentar localizar lo que algunos atemorizados bañistas han identificado como una ’gran bestia negra’.

El temor se ha empezado a extender en la zona después de que varios testigos hayan declarado haber visto en la playa y las dunas cercanas a un animal de algo más de un metro de largo y al que algunos encuentran parecido con una pantera.

Por si acaso, las autoridades locales han decidido cerrar al baño la playa de la localidad de Wissant, y policías con fusiles patrullan las dunas mientras aconsejan a los ciudadanos que no paseen solos y se queden en las zonas habitadas.

Por el momento ningún vecino de la zona ha denunciado la desaparición de animal alguno, lo cual confiere si cabe mayor misterio e hilaridad a esta curiosa historia.

Una historia, realidad o bulo, que tiene un sinfín de antecedentes en las antípodas de las leyendas. La prensa local, de hecho, recuerda estos días un caso similar que tuvo lugar en el año 1986, cuando diferentes bañistas denunciaron la presencia en la zona de un gran felino que nunca fue encontrado.

Lo que parece claro es que en esta ocasión, si realmente hay un felino merodeador o ’bestia negra’, el animal será localizado por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Aaah… la vieja y buena criptozoología vuelve a dar guerra… Siempre me han encantado los avistamientos, rumores y patrañas sobre animales misteriosos, bestias mitológicas y seres fantasmagóricos de todo tipo. Panteras en el Reino Unido, Nessie, monstruos marinos de todas las formas y colores, el yeti (o Matah Kagmi, o Sasquach, o Bigfoot…), el Chupacabras, Mothman en EEUU, el Diablo de Jersey, pterodáctilos vivos, dinosaurios en el África Negra… Todas esas historias las divido yo en dos grupos. Por una parte, patrañas de las buenas, de las que un periodista escucha y divulga irreflexivamente en un periodicucho cualquiera, sin llegar a pensar que su delirante historia será luego creída por una masa borreguil de ciudadanos ávidos de novedades. Y el segundo tipo de historias son las que se basan en un hecho real, pero han sido ignoradas o malinterpretadas por el mundo durante años o incluso siglos.

Pero estoy divagando.

¿Mi diagnóstico? Sencillo: nunca más volveremos a oír hablar de esta noticia. Y ya está.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: